Análisis: F1 2018

Ya tenemos aquí el esperado F1 2018 desde el 24 de agosto para PlayStation 4, Xbox One y PC.

En esta ocasión y gracias a KochMedia hemos podido comprobar que F1 2018 sigue conservando su espectacular acabado visual, y además esta nueva entrega supone un salto hacia delante por dos importantes motivos. Veamos cuáles son.

Por un lado se le ha mejorado el control para reflejar fielmente el estilo de conducción de un Fórmula 1. Por otro lado se ha renovado el modo carrera, en el cual incluyen la nueva reglamentación con todos los pilotos escuderías y circuitos actualizados a la actual temporada. Codemaster tenía muy claro que el modo carrera de F1 2018 debía adaptarse para ofrecer una experiencia más inmersiva y que reflejara con mayor detalle una verdadera esencia competitiva, para sentirse un verdadero piloto de Fórmula 1.

En esta entrega nos encontramos con novedades muy interesantes, destacando el nuevo sistema de entrevistas donde tendremos que responder a una serie de preguntas a Claire, la nueva reportera, sobre nuestro rendimiento y sensaciones en la pista. Eso influirá en la forma en que se ve este deporte y afectará a nuestra carrera. Tus respuestas pueden influir en la motivación dentro de los diferentes departamentos de tu equipo, incrementando el valor o la fiabilidad de las mejoras de nuestro coche. Además debemos cumplir con los objetivos del equipo en cada gran premio y superar a nuestros rivales; este sistema incluye siempre a nuestro compañero de la escudería y a un segundo piloto de nuestra elección.

 

 

También contaremos con el desarrollo de la escudería mediante un árbol tecnológico en el que veremos las actualizaciones y mejoras. Un año más contamos con un sistema de evolución al más puro estilo RPG que nos obligará a invertir los puntos de experiencia conseguidos en cada gran premio en el desarrollo del coche. Este sistema es muy parecido al de la entrega anterior pero se ha equilibrado para ofrecer un desarrollo más rápido y dinámico.

F1 2018 también ha podido mejorar su control equilibrando algunos apartados con novedades interesantes. La más llamativa es el nuevo sistema de suspensión el cual consigue transmitir con mayor fidelidad  las imperfecciones del asfalto, los pianos y la violencia a gran velocidad, sobre todo si jugamos con volante. Otro punto importante es el desgaste de los neumáticos. También se ha mejorado ahora  la temperatura del asfalto y es más importante para saber gestionar mejor los neumáticos.

 

 

El estilo de conducción es más o menos exigente según las ayudas a la conducción que activemos, ya que un año más se incluyen multitud de opciones. El título es realmente exigente. Hemos notado una excesiva violencia de los pilotos rivales en su comportamiento en los niveles más altos, dando la sensación de que solo han modificado su agresividad y no la inteligencia, ya que no ceden la posición aunque la tengas ganada. Para evitar disgustos contaremos con los ya conocidos flashbacks.

Además de la ya mencionada actualización de pilotos escuderías y circuitos, F1 2018 incluye el nuevo trazado de Paul Ricard en Francia y Hockenheim en Alemania. Además en esta entrega contamos con los 12 monoplazas de la entrega anterior y otros 6 nuevos históricos, comprendidos entre las décadas de 1970 a 1980, y destacan dos novedades: el Braun BGP 001 de 2009 y el Williams fw25 de 2003. Los monoplazas tienen un control adaptado a sus características y estilo de conducción, y podremos disfrutar de ellos en multitud de pruebas especiales en el modo carrera.

 

 

 

En su apartado gráfico F1 2018 cuenta con nuevas animaciones, además se incluyen nuevas tomas al más puro estilo TV y una realización más dinámica incorporando nuevas localizaciones como las ya mencionadas entrevistas. También contamos con los cambios meteorológicos entre las que destaca una lluvia más realista y la incorporación de la niebla, así como cambios climáticos más dinámicos, lo que añade mayor realismo a las carreras. Por último se ha optimizado el sistema de partículas y efectos de suciedad en la pista y se han mejorado los efectos de calor en los monoplazas, las ya más que conocidas chispas en el fondo plano y la suciedad en la cámara cuando nos salimos de la pista. La última gran novedad es que también se ha incluido el halo siendo una de las grandes novedades de la presente temporada, sin embargo es una gran reducción de la visibilidad de la cámara en la cabina. Sin embargo existe la opción de eliminar la parte central del halo consiguiendo con ello una mejor perspectiva de la pista.

 

 

En el modo multijugador online Codemaster nos ha incluido una nueva súper licencia para las competiciones online, la cual valorará nuestra habilidad deportividad y experiencia. Con ello promueve una comunidad más equilibrada limpia y competitiva.

F1 2018 no solo ha actualizado la competición a la presente temporada sino que también ha equilibrado y optimizado la jugabilidad añadiendo contenido, y lo más importante, renovándolo muy acertadamente. Su ya conocido modo Carrera es una opción que poco a poco se acerca a la ansiada simulación que otros títulos persiguen.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.