Análisis: Timothy vs the aliens

Hoy nos encontramos ante un juego de acción 3D en tercera persona bastante difícil de analizar, debido a que el juego tiene grandes aciertos y errores que merman un poco la dinámica general del juego. Comencemos con sus puntos fuertes.

El juego nada más verlo te llama la atención debido a su aparto gráfico y su diseño estilo noir (en blanco y negro), exceptuando a los 4 tipos de enemigos extraterrestres, que nos los encontraremos por el mundo con colores vivos (solo 4). La música también hace entrar muy bien en la historia y pega con la esencia de la historia que se nos transmite.

Otra parte que me ha gustado ha sido la jugabilidad, ya que el juego responde muy bien a nuestros movimientos, facilitando en gran medida los desafíos que se nos presentarán. Nuestro personaje se enfrentará a la oleada de aliens equipado con 4 armas de fuego y con el poder de acelerar el tiempo a su voluntad. Considero que la posibilidad de tener poderes no está del todo explotada. Haberlo hecho podría haber ayudado a dar más profundidad a la jugabilidad.

 

Otro factor a destacar es el mapa del juego, en el que tendremos que encontrar 60 perritos calientes y mejoras para nuestro personaje que ayudan a alargar, solo un poco, la vida útil del juego. Dicho esto, pasemos a los puntos negativos del juego.

La historia en general es bastante anecdótica: controlaremos a un gánster llamado Timothy que ha de defender a su ciudad de una invasión alien. No esperes mucho más de ello. Lo que a priori podría ser una difícil misión, se convierte en un paseo muy sencillo en el que encontraremos algunas veces secciones de plataformas mal planteadas que harán la frustración nos posea más de una vez.

Para terminar de hablar de los puntos flojos del juego será necesario comentar su escasa duración. La historia principal puedes completarla en 2 o 3 horas, y la recolección de los objetos y mejoras secretas te podrá llevar otras 2 horitas más.

Dicho esto, haré un pequeño resumen de lo que nos podemos encontrar: un juego con un estilo visual muy currado, pero que peca de ser sencillo. Si lo pruebas, te hará pasar unas horas entretenidas, pero su escasa duración y su floja historia hará que lo olvides pronto. Para los jugadores más hardcore apenas encontramos un reto en este juego, aunque los más noveles pueden encontrar un juego perfecto para iniciarse en este género.

Rafa García

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *